5 recetas naturales para broncearte – Tips para ponerte morena

Llega el sol, la playa, los bañadores… y se supone que llega también el moreno. Aunque no para todo el mundo. Puede que seas de esas personas que aún tienen el temido tono de piel blanco radiactivo.

A estas alturas, uno piensa cómo ponerse moreno si no dispone del tiempo suficiente para estar horas en la playa y tampoco quiere exponerse al sol con productos químicos o sin ningún tipo de protección. Pero es más fácil de lo que solemos creer: aquí te dejo 5 recetas naturales para broncearte en poco tiempo.

Cómo ponerse moreno: beneficios del sol

A todos nos gusta vernos un poco bronceados. Favorece nuestro aspecto. ¿Quién no ha sentido cierto placer cuando, al mirar la marca del bañador o el bikini, ha comprobado la diferencia entre el torno del invierno y el color que va adquiriendo después de días tomando el sol?

Además de la belleza, estudios científicos avalan los beneficios de exponerse al sol con precaución: es la fuente por excelencia de producción de vitamina D. De hecho, los habitantes de países más soleados tienen menos riesgo de padecer enfermedades como el cáncer de mama, colón, próstata y pulmón.

Aunque la sobreexposición al sol también puede generar cáncer de piel. Más aún con el cambio climático. En los últimos treinta años, la progresiva pérdida de la capa de ozono -como un filtro para los rayos ultravioletas- ha aumentado los casos de melanoma. También hay reacciones alérgicas a las cremas y aceites artificiales que utilizamos para evitar quemarnos. En estas circunstancias, ¿Es incompatible el bienestar de la piel con ponerse moreno?

La pregunta clave es cómo ponerse moreno con productos y recetas naturales para broncearte fáciles de conseguir. Todos conocemos tiendas como Yves Rocher, La Bottega Verde y The Body Shop  o 101 Farmacias que ofertan cremas solares y aceites naturales que pueden favorecer el proceso sin ningún elemento químicamente manipulado.

También existen recetas naturales para broncearte que velan por nuestra salud. Aquí os dejo mis cinco remedios para conseguir ese tono de piel ideal sin esfuerzos innecesarios y con beneficios para nuestra piel.

Recetas naturales para broncearte: Jugos vegetales muy saludables

Cuando se piensa en cómo ponerse moreno, a muchas personas no se les pasa por la cabeza que el proceso puede empezar desde dentro. Los alimentos que contienen altas cantidades de vitaminas y otras sustancias relacionadas con la pigmentación, como carotenos y flavonoides, ayudan a broncearse de forma natural, además de contener antioxidantes, vitamina B, D y E y ácidos grasos esenciales.

Los jugos vegetales y de frutas son lo mejor en estos casos. Existen muchísimas recetas de batidos y zumos fáciles de hacer. Has de saber que el albaricoque, el caqui, la naranja o el limón son las frutas más comunes en estas bebidas. En cambio, la remolacha hervida, la zanahoria, la calabaza, las espinacas y el brócoli son las verduras que más potencian el moreno. Puedes hacer múltiples combinaciones a tu gusto.

Un consejito: si echas una cucharadita de azúcar o miel le darás un punto dulce irresistible a esos zumos.

De entre todas las recetas naturales para broncearte, mi favorita es el zumo que se elabora con una naranja, una zanahoria, un limón y una cucharada de aceite de semillas y de girasol. ¡Riquísimo!

Cómo ponerse morena: Bronceadores naturales

Si desconfías de las cremas solares, aceites o bronceadores que no sean de farmacia, existen recetas caseras para ponerse moreno con productos naturales. La zanahoria es la hortaliza que más se utiliza, gracias al alto contenido de betacartoneo y múltiples vitaminas que potencian nuestro moreno. Con solo combinar 20 ml de su aceite vegetal con 10 ml de aceite de nuez de albaricoque o rosa mosqueta y aplicártela cada noche, puedes potenciar el bronceado.

El aloe también mejora el aspecto de tu piel. Entre otras recetas naturales para broncearte, puedes mezclar un gel de aloe con 10 cucharadas de aceite de germen de trigo y 20 gotas de esencia de coco, y conseguir una crema perfecta para ponerte morena. Una vez ya hemos alcanzado un tono de piel óptimo, la combinación de coco y la manteca de cacao a partes iguales ayuda a mantener el moreno de forma natural.

Estas cremas naturales tienen una función de broncear más que de proteger. Así que cuidado con estar mucho al tiempo al sol sin otro producto que cuide que tu piel.

El té negro

El té negro es un buen aliado para broncearse y existen muchas recetas naturales para broncearte a base de té. Si bebes una buena taza de té negro -yo te recomiendo el China Golden Yunnan– muy cargada, con 10 bolsitas, aproximadamente, y sales a la terraza a tomar el sol entre 10 y 15 minutos cada día, verás como la piel va haciéndose más y más oscura cada vez.

Recetas naturales para broncearte hechas con henna

En el caso de no poder ir a la playa, existen otros productos naturales que te permitirán lucir un moreno sin salir de casa. El más conocido es la henna. Este pigmento oscurece nuestra piel de forma 100% natural. Si diluyes la henna en una bañera y te mantienes durante cinco minutos, puedes adquirir un moreno que dure hasta dos semanas.

Dependiendo de cuanto quieras aguantar con el moreno en tu cuerpo y su intensidad, deberás permanecer en la bañera más o menos tiempo.

Último tip para un bronceado duradero: exfoliarte una vez a la semana

Es muy importante que exfolies tu piel si quieres que se mantenga el moreno, por lo menos una vez a la semana, además de tomarte recetas naturales para broncearte.

Por último, se ha extendido la creencia -equivocada- de que vale más todo un día tomando el sol, que pequeñas dosis diarias. Para ponerse moreno, lo más recomendado es estar menos tiempo expuesto, pero con más frecuencia: 20 minutos al día es la dosis perfecta. Con estos cinco consejos y alrededor de 20 minutos en la terraza de nuestra casa o en el descanso en el trabajo, veremos cómo nuestro cuerpo empieza a segregar melanina más rápidamente.

Te enseñamos los mejores tips para mantener la piel hidratada en invierno

Nuestra piel está expuesta constantemente a los cambios de temperatura, ya sea al frío o calor extremo, lo cierto es que mantenerla equilibrada, sana y brillante puede ser una tarea complicada. Hoy veremos una serie de tips muy útiles para mantener la piel hidratada en invierno y que luzca radiante.

Exfoliar la piel

Un paso importante para mantener la piel hidratada en invierno y cualquier época del año es la exfoliación. Si bien la mayoría estamos acostumbrados a exfoliar la cara cada cierto tiempo, no debemos olvidarnos de exfoliar el cuerpo entero.

Lo más cómodo para el cuerpo son los exfoliantes en formato pastilla, mientras que para la cara necesitaremos algo menos agresivo, como este de Neutrogena en formato gel. Lo recomendable es que realices una exfoliación semanal.

Si prefieres ir a un centro especializado en el cuidado de la piel para que te la exfolie a fondo, puedes echar un vistazo a las ofertas en belleza de Groupon y reservar en el lugar que más te convenga.

No abusar del agua caliente

En invierno tendemos a ducharnos con el agua más caliente debido al frío que hace en el exterior, una actitud que hace que nuestra piel se reseque. Lo mejor es optar por agua templada, que según los expertos está entre los 25ºC y los 30ºC.

Después de cada ducha no olvides hidratar la piel con crema corporal para darle un aspecto sano y favorecer su elasticidad. Mi opción favorita para mantener la piel cuidada son las cremas corporales de Nivea.

Usa un bálsamo labial

Una de las partes de nuestro cuerpo que más sufren las bajas temperaturas son los labios, ya que es una piel muy sensible que necesita hidratación constante.

Antes de hidratar tus labios, puedes utilizar una barra exfoliante para dicha zona, lo que eliminará las pieles muertas y permitirá un mejor resultado de tu bálsamo. Los bálsamos labiales de Yves Rocher son muy hidratantes, tienen olores deliciosos e incluso algunos aportan un toque de color.

Crema especial para manos

Junto con los labios, las manos son otra de las zonas que sufren mucho el frío y su sequedad se puede apreciar fácilmente. Piensa que tus manos pasan de temperaturas bajas en el exterior a altas temperaturas en espacios cerrados, por lo que están constantemente en contacto con ambientes que las secan.

Evidentemente, si las temperaturas son muy bajas será imprescindible usar un par de guantes, pero aun así será necesaria una posterior hidratación. De todas las cremas que he probado, mi favorita es la Cold Cream de Avène porque no deja una sensación grasa ni pegajosa en la piel.

Hidratación del rostro según el tipo de piel

Una de las peores sensaciones es notar la piel de nuestra cara tirante, seca y sin vida. Hidratar el rostro no sólo es aconsejable en invierno, sino durante todo el año, pero es evidente que durante esta época se necesario más seguido.

Un factor que no tienes que olvidar es tu tipo de piel y cometer el error de escoger una crema no apta para ti. Por ejemplo, si tienes la piel grasa, no pienses que usar una crema facial para piel seca te hidratará más, sino que debes seguir utilizando la hidratante adecuada tu rostro.

En mi caso tengo la piel grasa, por lo que necesito una crema que matifique mi piel, algo que he conseguido con los productos de La Roche Posay. Su gel limpiador elimina toda la suciedad (hasta el maquillaje) de manera muy fácil, mientras que su crema hidratante para piel grasa deja un tez muy suave y sin brillos.

Imprescindible para mantener la piel hidratada en invierno: beber mucha agua

Normalmente estamos muy pendientes de hidratar nuestro exterior, pero olvidamos cuidar igual de bien nuestro interior. Para mantener la piel hidratada en invierno es necesario comenzar cuidando nuestro cuerpo por dentro, así que beber el agua suficiente será necesario para tener una piel perfecta.

El agua mantendrá la piel suave e hidratada, al mismo tiempo que ayuda a eliminar toxinas, por lo que tendrá un papel positivo en las pieles con tendencia a acné, por ejemplo. Desarrolla la capacidad de saber cuando tu cuerpo te pide hidratación y descarta saciar esa necesidad con refrescos u otras bebidas.

Si conoces otros trucos perfectos para mantener la piel hidratada en invierno no dudes en compartirlos con el resto de usuarios en la sección de comentarios. Te garantizo que si poner en practica regularmente estos tips tu piel lucirá perfecta y cuidada durante la época invernal.